Encontrar trabajo después de los 45 años

Recientemente leía un artículo en el que se mencionaba que el 40% de los parados mayores de 50 años lleva buscando empleo 4 años ó más, y que son especialmente vulnerables en cuanto al desempleo y pobreza, especialmente en las comunidades con mayor desempleo como Asturias, Canarias y Comunidad Valenciana. Algunas de las dificultades que mencionan a la hora de encontrar trabajo para esta población son la edad y el nivel de capacitación. Este artículo me hizo pensar de nuevo en algo que he observado durante años, discutido con otros profesionales más de una vez, y que según pasan los años me lo tomo cada vez más personal: no entiendo que un colectivo con experiencia profesional y vital, pueda ser ignorado sin considerar todo su potencial en los procesos de reclutamiento. Desde mi punto de vista veo todo lo contrario, la inmensa oportunidad de una buena gestión de personas para  conseguir a colaboradores con amplia experiencia profesional para asignar a los puestos de trabajo correctos, mantener la motivación, y ayudar a los equipos de personas a formarse y trabajar juntos.

Experiencia = Conocimiento que se adquiere a través de la práctica


¿Cuáles son los mayores retos?


Existe un prejuicio erróneo de que las personas con la edad se vuelven reacias a los cambios. Durante veinte años he trabajo en proyectos de transformación de Recursos Humanos por todo el mundo, y lo que he observado es que las personas somos reticentes al cambio y punto. No tiene que ver con edad, género ó nacionalidad. Si tiene que ver con la oportunidad de una buena gestión de cambio para la planificación, el liderazgo, la organización y el control del cambio. Es más, he observado que los mejores gestores de cambio (change champions) suelen ser los empleados con mayor antigüedad, que han participado en la evolución de la organización a través de los años, han creado una gran red de contactos internos y que tienen la experiencia vital para afrontar diferentes situaciones. Simplemente han tenido la oportunidad, el apoyo y la motivación para evolucionar y crecer profesionalmente a través de los años.

La mayor competitividad en el mercado está condicionando a las empresas hacia un enfoque en reducción de costes ignorando a aquellos trabajadores con mayor antigüedad y experiencia, y por defecto mayores expectativas salariales. Considerando que los empleados son el activo más importante de cualquier organización, reducir por defecto los gastos de personal me parece una visión empresarial muy limitada, ya que no tiene en consideración la pérdida de conocimiento y la calidad del servicio al excluir a aquellos empleados con más experiencia profesional. De hecho, una de las aerolíneas españolas de referencia utiliza siempre a sus tripulantes de vuelo con mayor antigüedad y experiencia en la cabina de business en sus vuelos de largo radio, para ofrecer una mejor atención personalizada y servicio a sus pasajeros preferentes.


¿Porqué es más fácil encontrar trabajo si estas trabajando?


Parece un triunfo el hecho de “robar” un empleado a otra empresa, sobre todo si es un candidato pasivo que no estaba en búsqueda activa de empleo. En cambio se observa con desconfianza a un candidato desempleado, al cuál se juzga y se le echa la culpa cuando una relación profesional no ha salido bien. La última crisis ha sido muy larga y encarnizada, y muchas personas han perdido su trabajo por motivos ajenos como cierres, recortes y reestructuraciones. Por otra parte también pueden haber circunstancias familiares y personales que pueden condicionar la situación profesional de una persona. También hay que considerar que nadie es perfecto y todos nos equivocamos. Marcharse no tiene que ver con debilidad pero si con la fuerza de ser coherente con unos valores éticos y morales. Los errores nos recuerdan la humildad y nos hacen aprender. Comparto este artículo “Equivócate 1000 veces” que seguro te parecerá inspirador. No hay que ser tan simplistas, y emplear un poco de rigor a la hora de conocer y seleccionar a los mejores candidatos de acuerdo a sus competencias y experiencia para el puesto.


¿Qué puedes hacer para encontrar trabajo?


  1. Planifica tu búsqueda de trabajo en seis pasos incluyendo un análisis de situación de factores tanto internos como externos, establece tus objetivos, selecciona las herramientas que vas a utilizar y crea un currículum ganador.
  2. Utiliza las nuevas tecnologías para crear tu marca personal incluyendo un perfil de LinkedIn perfecto, y los portales de empleo para buscar trabajo.
  3. Mejora tu empleabilidad con formación para mantener tus conocimientos actualizados ó incluso reciclarte hacia otras áreas de interés.
  4. Considera otras posibilidades laborales como el autoempleo. Tal vez es tu momento para convertir esta situación de desempleo en una oportunidad para crear tu propio negocio de servicios, establecerte como autónomo ó considerar una franquicia.
  5. Busca ayuda especializada en fundaciones, organizaciones ó servicios de empleo de tu ayuntamiento para conseguir información y apoyo en tu búsqueda de trabajo. Por ejemplo, David Garrido ofrece coaching en desarrollo profesional con Reencaminarte.
  6. Utiliza tu red de contactos para hacer networking para presentar tu propuesta de valor y ventajas competitivas.

Ante todo no pierdas la esperanza y mantén una actitud positiva. Intenta ver este reto como una oportunidad para evolucionar y continuar tu desarrollo profesional en una situación cambiante, sin olvidar ser flexible. No rechaces ninguna oportunidad de trabajo aunque sea temporal, ya que puede abrirte las puertas hacia otras oportunidades más permanentes.

¡Mucha suerte!


 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies