¿Cómo seleccionar a un buen recruiter?

A la hora de buscar talento, es muy habitual que las empresas utilicen a recruiters de servicios de empleo ó agencias de personal para contratar al mejor talento disponible en el mercado laboral. Las principales ventajas para las empresas suelen ser el ahorro tiempo y energía externalizando con servicios profesionales especializados, para atraer al mejor talento hacia la organización de acuerdo con sus necesidades específicas; y por otra parte reducir el riesgo en contratación con perfiles que puedan adaptarse a su cultura, modo de trabajo y objetivos. Sin embargo desde tu punto de vista como candidato, te interesa trabajar con un reclutador que entienda tu perfil, tus necesidades, te mantenga informado, te asesore con las mejores opciones, y que sepa defender tus intereses ofreciéndote un servicio personalizado. Hoy en día es habitual no llegar a conocer en persona al reclutador encargado del proceso y utilizar la tecnología para mantener una relación profesional a distancia. Por lo tanto falta ese valor del instinto de la reunión cara a cara para conocer a esa persona. A continuación vamos a hablar de 8 puntos que te pueden asistir en identificar y seleccionar a los mejores profesionales para ayudarte y defender tus intereses en tu búsqueda de empleo.


1- ¡No Pagues!


Desde la última crisis estamos sufriendo una precariedad en las condiciones laborales, así como una mayor competencia en la búsqueda de empleo debido a los altos índices de desempleo, lo que ha incrementado el oportunismo y fraudes. Atención con los anuncios de empleo con un teléfono de contacto de tarificación especial, datos ambiguos, ó los emails que puedas recibir de una dirección de correo no corporativa sin incluir un nombre de contacto, departamento, ó dirección de contacto. Las comisiones por el servicio las paga la empresa contratante.


2- Investiga Su Presencia En Internet


Investiga en internet y redes sociales a la empresa de reclutamiento y sus empleados. Visita su página web y verifica que tiene una sección con un aviso legal con una dirección y datos de contacto. De hecho, puedes verificar con Google Maps si se trata de una dirección real. Información adicional que te puede ayudar a evaluar a esta agencia es su misión y objetivos, iniciativas de emprendimiento social, sus ofertas de trabajo publicadas son completas y actualizadas, información sobre los perfiles profesionales de sus empleados, ó si hay datos de contacto específicos ó un simple formulario electrónico de contacto. También puedes visitar los perfiles corporativos en redes sociales como Facebook, Twitter ó LinkedIn para confirmar que están actualizados y están alineados con la información en su página web.


3- ¿Cuál Es Su Valor Añadido?


Cuando te contactan para un puesto de trabajo, asegúrate que te ofrecen una descripción completa del puesto de trabajo. El reclutador debe ser capaz de ofrecerte información sobre las responsabilidades, requisitos y condiciones contractuales del puesto. Debe ser capaz de responder a tus preguntas sobre el puesto, para que así puedas tomar una decisión formada si el puesto está alineado con tu perfil y expectativas. El reclutador debe ofrecerte un valor añadido, que vaya más ayá de leer la oferta publicada en la página corporativa del cliente.


4- Garantía de Confidencialidad


Tu currículum incluye información confidencial con tus datos personales que te interesa proteger, y por otra parte controlar quién tiene acceso a ellos. Antes de enviar tu currículum, es tu derecho legal exigir información sobre la empresa que va a recibir tus datos. La buena práctica es que una vez que has sido contactado por el reclutador, habéis aclarado el puesto y estás interesado en enviar tu candidatura al puesto, entonces hay una confirmación por escrito en la que el aceptas que el reclutador te represente para presentar tu candidatura para un puesto y empresa específicos. Además, seguramente no te interesa que tu actual empresa sepa que estás buscando otro trabajo. El reclutador debe garantizarte confidencialidad y la protección de tus datos personales.


5- Conocimiento Y Experiencia


Antes de aceptar que te representen en un proceso de selección, es recomendable que tengas la posibilidad de hablar con el reclutador, y así formarte una opinión sobre si tiene la profesionalidad y experiencia para representarte. ¿Es puntual? ¿Es capaz de responder a tus preguntas sobre el puesto? ¿Es capaz de resolver tus dudas? ¿Es capaz de comunicar de modo claro y comprensible? ¿Conoce a la empresa? ¿Cuánto tiempo hace que trabaja con esta empresa? ¿Cuántos candidatos ha colocado en la empresa? ¿Tiene acceso a información adicional que no está publicada? Por ejemplo, ¿conoce como funciona el proceso de selección en esta empresa? ¿conoce el motivo por el que están contratando para el puesto? ¿conoce las bandas salariales de la empresa? ¿te puede asesorar sobre tus ventajas competitivas para destacar ante la empresa?


6- Marca Personal


Puedes investigar la reputación online y marca personal del reclutador en redes sociales. LinkedIn es una excelente herramienta para buscar su perfil, revisar su formación y progresión profesional, observar su actividad y verificar si realmente es un experto en la materia que puede defender tus intereses y ayudarte a desarrollar tu carrera profesional. También es posible ver si tenéis contactos compartidos en vuestra red de contactos, a los que puedes pedir referencias sobre su experiencia trabajando con esta persona.


7- Compromiso


¿Alguna vez te ha contactado un recruiter y una vez que habéis hablado y enviado tu currículum al cliente no has vuelto a saber nada? ¡A que sí! Por desgracia es una práctica generalizada, y lo que te interesa es rodearte de los mejores profesionales que puedan ayudarte a desarrollar tu carrera. Un modo de evaluar su compromiso es observar si dedica tiempo a entrevistarte y conocer tu experiencia e inquietudes, revisar tu currículum para identificar tus ventajas competitivas para el puesto, ayudarte a preparar las entrevistas de trabajo, mantenerte informado durante el proceso, responder a tus preguntas de una manera oportuna, ó cumplir con sus promesas. Si no te informa puntualmente del estado del proceso, seguramente no está comprometido con tu causa.


8- Aprende Del Proceso


Independientemente del resultado, aprovecha la oportunidad para aprender del proceso de reclutamiento. Puedes hacer algo tan simple como llevar un registro personalizado en Excel con los puestos que solicitas y los reclutadores que utilizas para así tomar notas sobre lo que funciona, distinguir en quién puedes confiar, y a quién puedes recomendar. Además, recuerda que la vida da muchas vueltas, y aunque hoy seas un candidato, tu eres un cliente ó recomendación potencial y estas experiencias te pueden ayudar a distinguir a los buenos profesionales. Así de claro.

¡Buena suerte!

¿Cómo seleccionar a un buen recruiter?